Monográfico Vertic

monográfico vertic mikel zabalza

Archivo del blog

Mi lista de blogs

11
ENE
2017

Blog

Malen

El hielo es demasiado efímero e inconsistente como para seguir progresando por él. Unai desde la tercera reunión me dice que recto ni hablar, demasiado arriesgado. Tendremos que buscar una solución por la roca para volver a enganchar con el hielo más arriba, que al parecer tiene más grosor. Voy en diagonal hacia la izquierda, pero me he ido demasiado. Se hace tarde, tan solo nos queda una hora de luz, tendremos que bajar. Dejamos una cuerda fija en el tramo que tanto nos ha costado escalar hoy, para el próximo día ganar tiempo e intentar acabar la ruta. Estamos en la cara norte del Monte Pabellón (2702m) en la Sierra de Partacua.
Todo empezó hace 3 semanas. Junto a Sonia Casas y Fede San Sebastián cuando repetimos la bonita vía que surca la muralla norte del Pabellón por su extremo derecho “Bochorno Glaciar”. Preciosa ruta que abrieron en su día Iñaki Ochoa, Juan Tomas y Mikel Madoz; la cual escalaron una cordada Francesa posteriormente y rebautizaron como “Goulotte del Croissant” pensando que eran ellos los primeros en pasar por ahí. Por aquellos años los pitones eran muy codiciados y Juan, Mikel e Iñaki no dejaron rastro de su paso salvo las picadas de sus piolets y crampones.
A la bajada de esta escalada me fijo en la efímera línea de hielo que discurre por la pared vertical del lado izquierdo de la pared, pienso que será posible subir por ella y no puedo resistirme a la poderosa atracción, tengo que intentarlo.
A los 8 días de la primera tentativa estoy de nuevo con Unai al ataque. Esta vez también nos acompaña su novia María Alsina. Llegamos a la cuerda fija que vuela en la roca extraplomada y María me pregunta cómo hay que subir por la cuerda. Al principio pienso que me están tomando el pelo, pero no.
¡Uff! Me digo, pues si que empezamos bien. María es hábil y muy valiente y rápidamente empieza a progresar por la cuerda de 8 milímetros suspendida en el aire con mis indicaciones. Nos quedan 50 metros de mucha incertidumbre hasta que salgamos a una zona más tumbada. Unai lo resuelve en un largo impresionante haciendo gala de su pericia y sangre fría. Todavía nos quedan 300 metros de desnivel para salir de la pared. Los largos de suceden uno tras otro con una dificultad moderada y una belleza embriagadora. El hielo está en perfectas condiciones en esta parte y el Pabellón nos regala una línea mágica. María encabeza los dos últimos largos y llegamos a la cima plenos de felicidad con la mágica luz del atardecer. El alpinismo nos hace sufrir de hambre y de frío pero los regalos que nos da compensan todas las penurias y hacen que las asumamos con gusto.
Todo es relativo, tanto como las percepciones individuales de cada uno.
Siguiendo la tradición en la Sierra de Partacua, bautizamos la nueva vía con nombre de chica, “Malen”. La hija de nuestro gran amigo, fisio y Gurú Andoni Ormazabal.
“Malen” 600 metros de recorrido en hielo efímero y mixto Pirenaico.

Comentarios (0)

Enviar un comentario



©mikel zabalza 2017 | Condiciones |
diario de navarra basque team Millet e-climb  Totem cams FixeRoca Julbo